domingo, junio 23, 2024
InicioHistoriaPor qué la Granja de San Ildefonso es considerada el Versalles español:...

Por qué la Granja de San Ildefonso es considerada el Versalles español: historia y curiosidades

-

La Granja de San Ildefonso es conocida como el Versalles español por su gran belleza y lujoso diseño.

Este conjunto artístico, construido a principios del siglo XVIII en tiempos de Felipe V, está situado a 80km de Madrid y cuenta con un impresionante palacio real y jardines de estilo francés, inglés y oriental que cubren 146 hectáreas. Los jardines cuentan con 26 fuentes, incluyendo 8 monumentales, que son puestas en marcha tres veces al año en un espectáculo que atrae a visitantes de todo el mundo.

Historia de la Granja de San Ildefonso y su relación con Versalles

Situada a 80 kilómetros al norte de Madrid, La Granja de San Ildefonso es un conjunto artístico que fue construido por el primer rey de la dinastía Borbón, Felipe V. El proyecto comenzó en 1720, como una residencia de verano para la familia real. Felipe V se inspiró en el diseño del Palacio de Versalles en Francia para crear una residencia similar en España. De hecho, se dice que visitó Versalles y que quedó impresionado por el esplendor del palacio francés.

El sitio donde está ubicada La Granja era el lugar donde el rey Felipe V ganó la Batalla de La Gudiña contra Portugal, y, siendo un sitio muy emotivo para él, decidió construir ahí el palacio. Es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura barroca en España y se dice que es una versión en miniatura del Palacio de Versalles. La construcción del Palacio se llevó 17 años y se finalizó en 1733. Este edificio se convirtió en la residencia de verano oficial de los reyes de España hasta el trágico incendio del palacio en 1918.

A lo largo de los años, varios monarcas adicionaron cambios y mejoras al palacio y los jardines en La Granja. El Rey Carlos III encargó la construcción de numerosas fuentes, que son una de las características más notables del paisaje de los jardines.

La relación entre La Granja y Versalles es evidente en los diseños arquitectónicos y de paisaje. Ambos palacios presentan grandes jardines y fuentes que representan la mitología clásica. También tienen varios elementos arquitectónicos similares, como la escalera principal del complejo y el Salón de los Espejos, similar al que se puede encontrar en el Palacio de Versalles.

El palacio y los jardines de la Granja de San Ildefonso

La Granja de San Ildefonso es un conjunto artístico construido por Felipe V, que consta de un impresionante palacio real y jardines de estilo francés, inglés y oriental que cubren 146 hectáreas. A continuación, se detallarán las características del palacio y los jardines.

El Palacio Real de San Ildefonso

El Palacio Real de San Ildefonso se encuentra en la parte más alta de la colina donde se encuentra la Granja, lo que permite tener unas vistas privilegiadas del conjunto. El palacio fue construido en el siglo XVIII y es considerado uno de los ejemplos más destacados del barroco español.

Consta de varias estancias que se pueden visitar, como la Sala de las Estaciones, la Sala de la Reina, la Comedor de Gala o la Sala de Tapices. Además, destaca el Salón de Espejos, inspirado en el Salón de los Espejos del Palacio de Versalles, que cuenta con 11 ventanales y un techo decorado con pinturas al fresco que representan la victoria de Felipe V en la Guerra de Sucesión.

Los jardines de la Granja: Diseño y estilo

Los jardines de la Granja presentan una variedad de estilos que van desde los parterres franceses hasta el romanticismo inglés o el exotismo oriental. Fueron diseñados en base al modelo del Palacio de Versalles en Francia, pero adoptando elementos de otros jardines europeos de la época.

Además de las fuentes, se pueden encontrar diversas esculturas y construcciones, como la Casa de las Flores, la Fuente de la Fama o el Laberinto. Destaca también el Bosque de la Herrería, un bosque natural que fue acondicionado para servir como lugar de paseo a los reyes y sus invitados.

Las fuentes y la temática mitológica en los jardines

Los jardines de la Granja cuentan con un total de 26 fuentes, de las cuales 8 son monumentales y se activan tres veces al año. Estas fuentes están decoradas con temas mitológicos y alegóricos, y se encuentran repartidas por los diferentes jardines.

Entre las fuentes más destacadas se encuentran la Fuente de Neptuno, la Fuente de la Abundancia o la Fuente del Canastillo. La más conocida es la Fuente de la Fama, que se encuentra en el centro del Patio de la Herradura del Palacio Real. Esta fuente cuenta con un relieve que representa al dios Apolo luchando contra el dragón Ladón por conseguir las Manzanas de Oro del Jardín de las Hespérides.

La Granja de San Ildefonso como Patrimonio Nacional y su importancia para Castilla y León

La Granja de San Ildefonso es un conjunto artístico considerado uno de los bienes más preciosos de España. En el año 1931, tras pasar por diversas manos, la propiedad fue transferida a la Corona española, convirtiéndose así en Patrimonio Nacional. Esto aseguró su mantenimiento y conservación. Es una de las propiedades más grandes de Patrimonio Nacional, junto con el Palacio Real de Madrid, el Palacio de la Zarzuela y el Monasterio de El Escorial.

Importancia para Castilla y León

La Granja de San Ildefonso es un lugar de gran importancia para la comunidad de Castilla y León. Es uno de los principales atractivos turísticos de la región, atrae a miles de visitantes cada año gracias a su belleza y encanto. Además, la Granja ha sido un importante generador de empleo para la región a lo largo de su historia. No sólo ha proporcionado trabajo para los trabajadores que se encargan del mantenimiento del lugar, sino que también ha atraído a comerciantes y empresarios que han establecido sus negocios en la zona para atender a los turistas que visitan la propiedad cada año.

La Granja de San Ildefonso como Patrimonio de la Humanidad

En 2013, la Unesco declaró a la Granja de San Ildefonso como Patrimonio de la Humanidad, siendo el primer palacio y jardines de España en recibir este reconocimiento. La Granja fue incluida en la Lista de Patrimonio de la Humanidad debido a sus innumerables valores culturales y arquitectónicos. La propiedad es un impresionante ejemplo de arquitectura y diseño, y una muestra de la perfección que se alcanzó en el estilo barroco. Además, es un fiel reflejo de la época y de los gustos de los reyes que la habitaron a lo largo de los siglos.

La Granja de San Ildefonso es una propiedad única que atesora gran parte de la historia de España. Su arquitectura, su belleza natural y las innumerables obras de arte de su interior, la convierten en uno de los monumentos más destacados de Europa. La propiedad es un verdadero tesoro para España, un lugar que atrae a turistas y visitantes de todo el mundo. Su valor histórico y cultural es incalculable, y debe ser visitado por todo aquel que desee conocer más acerca de la historia del país.